CHOLULA, Pue.- Grupo Policon inauguró cinco estaciones de servicio de la marca Mobil, de manera simultánea en la entidad, en las que se ofrecerá una atención profesional con personal capacitado, gasolina de alta calidad con el aditivo Synergy que da rendimientos de más del 10 por ciento y diesel de ultra bajo azufre (UBA).
 
Rafael Zorrilla Alanís, director general de Grupo Policon, destacó que Mobil es la única marca en México que comercializa su combustible propio, con tecnología superior que ya se prueba en Querétaro y San Luis Potosí y ahora Puebla se incorpora a esa nueva historia. En lo que resta del año Policon abrirá 29 estaciones más para sumar 34 en la primera etapa.
 
Carlos Rivas, director general de Combustibles de ExxonMobil, resumió el camino que recorren los combustibles desde la refinería de Texas. «Cargamos cerca de 16 millones de litros por tren, entran a territorio mexicano y son almacenados en una terminal privada en Tula. El primer tren llegó hace unas semanas y ya estamos operando desde esa terminal».
 
A esa terminal, Policon envía sus camiones privados, una flota nueva con siete unidades MAN TGX 26.480 que cargan los productos, gasolinas y diesel, y los vehículos con tecnología Euro V los llevan a las estaciones de Policon.
 
El director general de Grupo Policon destacó que eligieron los camiones MAN ya que son cab over, chatos, a los que se les facilita ingresar a cualquier estación de servicio en toda la ciudad, ya que tienen un radio de giro mucho menor y las tecnologías de seguridad más novedosas del mercado.
 
Juan Hernández, gerente de flotas de carga de MAN Truck & Bus México, agregó por separado, que Policon se convenció debido a la calidad y tecnología de los vehículos que son un diferenciador para el cliente, además del nivel de emisiones, 30 grados más de radio de giro, un motor de 13 litros que desarrolla 480 hp y 1,700 lb pie de torque, menor consumo de combustible y capacidad de carga de 80 toneladas.
 
Las gasolineras Mobil Policon tendrán un laboratorio fijo en Puebla para verificar que la calidad que se entrega a los clientes sea la misma que sale de la refinería de Texas.