TULTITLÁN, Edomex.- Tras concluir los festejos por sus primeros 20 años de fabricar unidades en México, Volvo Buses mira hacia el futuro mediante cuatro ejes principales: electromovilidad, conectividad, pasión y cambio, soportados en la experiencia mundial y en los logros alcanzados en el mercado nacional.

Rafael Kisel, presidente de Volvo Group México y director general de la filial de autobuses mexicana, destacó que durante un año la compañía llevó a cabo una serie de celebraciones de las dos décadas de la planta ubicada en este municipio, la cual actualmente produce cuatro unidades integrales y dos chasises por día.

En este tiempo dijo, la marca mostró que es pionera en la transformacion del transporte sustentable en México. Por ejemplo, mencionó, Volvo Buses fue precursora en los sistenas BRT, al participar en el primer corredor del tipo en la capital mexicana, así como en la introducción de autobuses híbridos con tecnología de electromovilidad que estuvieron a prueba desde hace más de siete años en todo el país.

También, resaltó que fueron los primeros en traer autobuses Euro VI a México, lo que llevó a la marca sueca a ganar recientemente una licitación por 100 autobuses para el sistema RTP de la CDMX, “ya que tenemos una oferta competitiva ajustada a los lineamientos que exige el gobierno”.

El directivo hizo hincapie en los avances en materia de seguridad, sistemas que incluyen desde hace tres años en su oferta de autobuses foráneos en el país, como la línea 9800 que ha reportado una disminución de hasta 14 veces los accidentes en un año en algunos de los clientes.

Con esos casos de éxito, Rafael Kisel abrió paso a lo que viene en el futuro, basado en el desarrollo de tecnologías soportadas en soluciones sustentables e inteligentes, destacando que la electromovilidad, conectividad, autonomía y seguridad son ejes que moverán a Volvo Buses en los siguientes años.

Respecto a la electromovilidad, adelantó que es la siguiente estrategia a seguir, por lo que hace unas semanas la compañía firmó un contrato para el desarrollo de baterías con Samsung, que se suma al que ya tienen con LG, garantizando el desarrollo y abasto de baterías en el futuro.

Agregó que son la única empresa en el mundo que empezó a reutilizar las baterías usadas en autobuses que comenzaron a trabajar con electromovilidada hace años.

Destacó que vienen otros desarrollos en materia de conectividad entre autobuses (Platonning), que ya tienen a prueba en algunos equipos de construcción que trabajan a control remoto en Europa. A esos avances, se suman la pasión y el cambio, aspectos que pondrán a Volvo Buses un paso adelante respecto a la competencia.

Finalmente, Rafael Kisel, en compañía de directivos de y colaboradores de la marca en México, develó la escultura conmemorariva a los 20 años de Volvo Buses en el país: “La marca del hierro”.