COVID-19 e inseguridad detienen al autotransporte

por | 28 Abr 2020 | Camiones | 0 comentarios

Pese a que el autotransporte es considerado como una actividad esencial, ante la crisis generada por el COVID-19 se encuentra operando en una “situación lamentable”, pues alrededor del 35.6 % del parque vehicular se encuentra detenido, señaló Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

Resaltó que este freno en la operación del autotransporte, aunado a la inseguridad en las carreteras, refleja un mayor impacto en el sector.

Al participar en la conferencia virtual: “Atención a la crisis en las cadenas de valor de las Industrias”, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), el dirigente de Canacar detalló que si bien en el primer bimestre del año iba a la baja el índice de robo al autotransporte en 19%, derivado de acciones implementadas por la Secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), comparado con los incrementos anuales de 35% en en el periodo de 2014 a 2018, ahora con la pandemia volvió a reactivarse la delincuencia.

Actualmente, grupos organizados apedrean los camiones y provocan accidentes para saquear a las unidades.

“Ahora nos están haciendo saqueos pueblos enteros , además de que tenemos un problema que no está en nuestras manos, de campesinos en los estados que van y queman los camiones, afectando la cadena de suministro”, advirtió.

Ante eso, hizo un llamado a las autoridades para que la Guardia Nacional apoye en esta situación y controle los actos vandálicos y aplique el estado de derecho.

Asimismo, debido a que no han encontrado apoyos financieros del Gobierno Federal, -tal como lo planteó Canacar en marzo pasado, a través del “Programa para garantizar el abasto -enfrentar la emergencia sanitaria y mantener el empleo”, la Cámara realizó acuerdos con las instituciones financieras de las armadoras de vehículos pesados para prorrogar pagos y extender plazos a favor de los transportistas afiliados.

Mientras tanto, frente a los impactos negativos en la industria, González Muñoz adelantó que hubo importantes acercamientos coordinados con la autoridad federal para establecer acciones que garanticen el abasto, y permita enfrentar la emergencia sanitaria y mantener el empleo.

Esto, con el fin de apoyar a las empresas de transporte a subsanar sus finanzas durante y después de la pandemia.

Finalmente, Fracisco Cervantes, presidente de Concamin, respaldando la situación del autotransporte que se liga a la mayoría de las industrias del país, solicitó al Gobierno Federal reconocer a México como un importante eslabón de las cadenas globales de valor, al ser la onceava economía más grande del mundo, la cuarta como productora de vehículos y el socio comercial más importante de Estados Unidos.

Y frente a la pandemia mundial, apuntó que las cadenas se han interrumpido, lo que generará un impacto negativo por un valor de aproximadamente cinco trillones de dólares, equivalente a cinco veces la economía mexicana.

En México, destacó, de acuerdo con el Banco mundial, se estima que al cierre del 2020 habrá una caída en la actividad económica superior a 6.6%, cuyo mayor déficit se dará en el segundo trimestre, que está en curso, y que alcanzará el 11 por ciento.

Tags: autotransporte, cadena de suministro, Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Consejo Coordinador Empresarial (CCE), COVID-19, Logística, seguridad

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *