Las medidas para prevenir la expansión del coronavirus se han reforzado en prácticamente todo el país, incluyendo la frontera, por lo que el sector de transporte de carga ha sufrido una baja en su actividad operativa y, por ende, en sus ingresos.

“Las compañías deben hacer una evaluación a detalle de los costos de operación y compromisos que tienen; no deben dudar en tomar decisiones para contraerse disminuyendo su flota y costos fijos de operación y administración, para poder enfrentar la oleada de situaciones adversas que van a venir en los próximos meses”, en opinión de Julián Gaxiola, director general de GM Transport.

También recomienda investigar las mejores rutas para la entrega de productos, y ahorrar en combustible y tiempos de traslado. Para ello puede utilizarse un software ERP, que es un programa computacional de gestión de todos los procesos, entre ellos, ayuda a mejorar las entregas de mercancías y bajar los costos operativos.

Gaxiola señala que, además del COVID-19, factores como robos en carreteras y el alza en el dólar golpean a los transportistas, no obstante, expone algunas acciones prontas a considerar en esta época y que deben aplicarse ya:

Primero, como en cualquier contingencia, hay que mantener la calma, porque la desesperación no es buena compañera para tomar decisiones de negocio. Nunca hay que tomar decisiones a la ligera, además hay que establecer medidas de seguridad  con el equipo de trabajo para mantener la salud y el procedimiento a seguir en caso de síntomas de contagio.

  • Ahora, evalúa los gastos y costos operativos que tienes en este momento. Utiliza tu presupuesto solo en lo más importante y trata de no despedir a tus empleados. Recuerda que hacerte de un buen colaborador trae un costo adicional y lleva tiempo.
  • Haz una lista de los clientes a quienes es importante atender de inmediato y habla directamente con aquellos a quienes no puedes atender por ahora para llegar a un acuerdo. Plantea alternativas para no perderlos.
  • Diversifica. Tengan clientes de diferentes giros y en diferentes ciudades. Piensen que su cliente un día puede tomar la decisión de terminar la relación y eso no les debe impactar más allá de un 15% de sus ingresos. 
  • Pon atención en el flujo. Realiza una evaluación a detalle de los costos de operación, y observa cómo se va comportando la economía para que se pueda negociar a tiempo con los proveedores en caso de ser necesario. Considera que tus proveedores son tan importantes como tus clientes.
  • Establece nuevas estrategias de operación. No hay de otra: el virus vino a transformar la manera de hacer negocios y es necesario crear nuevos modelos de entrega de productos.
  • Obtén créditos apoyados por el gobierno. Actualmente esto es posible, sin embargo, es más viable para aquellas empresas que no han despedido a su personal. Algunos gobiernos estatales están apoyando como aval para créditos bancarios.

“La recuperación después de que pase la pandemia va a ser paulatina, incluso nos llevará todo el segundo semestre del año para que las operaciones se normalicen. Por eso es muy importante que los transportistas se apoyen en la tecnología para sobrevivir, como en un software ERP”, afirma el directivo.