El Grupo Volvo ha firmado un acuerdo con NVIDIA para desarrollar conjuntamente el sistema de toma de decisiones de vehículos y máquinas comerciales autónomos.

Utilizando la plataforma de Inteligencia Artificial (IA), de extremo a extremo de NVIDIA para entrenamiento, simulación y computación en el vehículo, el sistema resultante está diseñado para manejar de manera segura la conducción totalmente autónoma en carreteras públicas y autopistas.

La solución se construirá en la pila completa de software de NVIDIA para el procesamiento de sensores, la localización de mapas y la planificación de rutas, lo que permitirá una amplia gama de posibles aplicaciones de conducción autónoma, como transporte de carga; recolección de basura y reciclaje; transporte público; construcción; minería; silvicultura y más.

“La automatización genera beneficios reales tanto para nuestros clientes como para la sociedad en términos de seguridad, eficiencia energética y, por consiguiente, productividad”, señaló Martin Lundstedt, Presidente y CEO del Grupo Volvo.

La asociación con NVIDIA se centrará en el desarrollo de un sistema de conducción autónoma flexible y escalable, que se planea utilizar primero en pilotos comerciales y luego en ofertas comerciales del Grupo Volvo. El trabajo comenzará de inmediato con el personal de las dos compañías ubicadas conjuntamente en Gotemburgo, Suecia y Santa Clara, California.

“El transporte por carretera es la red más grande del mundo, una red que a través de compras en línea pone prácticamente cualquier cosa, en cualquier parte del mundo, rápidamente a nuestro alcance”, indicó Jensen Huang, fundador y CEO de NVIDIA.

Añadió: “Los últimos avances en inteligencia artificial y robótica traen un nuevo nivel de inteligencia y automatización para abordar los desafíos de transporte que enfrentamos. Estamos encantados de asociarnos con Volvo Group para reinventar el futuro del transporte por carretera”.