La Junta de Directores de AB Volvo ha decidido posponer la Asamblea General Anual debido a los desarrollos inciertos y acelerados a raíz de COVID-19.

«La Junta sigue de cerca el desarrollo y cómo esta situación tan difícil en la que se encuentra el mundo afectará al Grupo Volvo y, en particular, a la demanda de sus productos y servicios. Creemos que, en la situación actual, es responsable posponer la Asamblea General Anual, para evaluar cómo se desarrolla la situación», señaló Carl-Henric Svanberg, presidente de la Junta de AB Volvo.

La Junta General Anual 2020, inicialmente programada para el 8 de abril, se llevará a cabo a más tardar el 30 de junio de conformidad con la legislación aplicable. Se distribuirá una nueva notificación con bastante anticipación a la Asamblea General Anual.

Para explicar su decisión, la armadora sueca hace un recuento de que “en los últimos días, varias autoridades gubernamentales de todo el mundo han seguido introduciendo medidas que afectan directamente las operaciones y los clientes del Grupo Volvo. Estas decisiones incluyen cerrar fronteras, minimizar la libertad de movimiento de los ciudadanos y cerrar negocios. La mayoría de las plantas de fabricación del Grupo están actualmente cerradas y los empleados en varios países han sido despedidos temporalmente”.

Los desarrollos recientes tienen un efecto directo en las economías importantes para Volvo Group y la evaluación es que la situación prevaleciente conducirá a una demanda más débil para los productos y servicios del Grupo. Como ya se indicó, esto tendrá un efecto negativo importante en el desarrollo financiero del Grupo.

A la luz de lo anterior, el Consejo de Administración de AB Volvo ha decidido posponer la Asamblea General Anual para dar a la compañía y al Consejo una mejor oportunidad para evaluar mejor la situación.