A partir de este año, la iniciativa privada y el Gobierno Federal destinarán inversiones del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) en infraestructura.

Javier Jiménez Espriú, titular de Comunicaciones y Transportes (SCT), al dar banderazo de inicio de obras en el puerto de Topolobampo, Sinaloa, destacó que México requiere de una gran cantidad de infraestructura para fomentar el desarrollo, por lo que se decidió trabajar con la iniciativa privada, cuyo plan es alcanzar al final del sexenio inyectar ese capital en el rubro.

Para ello, dijo, la iniciativa privada registró en todo el país 147 proyectos de inversión cercana a los 900 mil millones de pesos, cifra que irá creciendo en la medida en que se identifiquen nuevas propuestas.

Resaltó que este potencial de inversiones y la construcción de una nueva y mejor infraestructura en puertos, permitirá equilibrar el desarrollo del Altiplano y las regiones costeras de México.

Sostuvo que la misión de la SCT es vincular carreteras con vías férreas, puertos, aeropuertos y telecomunicaciones, a fin de potenciar el desarrollo regional.

En tanto, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, expuso que las inversiones en el puerto de Topolobampo, con el apoyo del gobierno federal y el sector privado, generarán empleos y desarrollo para el país.

Héctor López Gutiérrez, coordinador general de Puertos y Marina Mercante, indicó que en el desarrollo de los puertos se planea la integración de un sistema nacional de distribución para que el servicio de cabotaje conecte, por ejemplo, al puerto de Chiapas con Ensenada, que junto al programa de las “carreteras marítimas” incrementen la eficiencia en el traslado de mercancías.

El objetivo es tener una red logística eficiente y de bajo costo en beneficio de los distribuidores, con un impacto de beneficio portuario en las zonas donde están ubicados.