La empresa de electrónica Elgiganten tiene un plan para que en 2020 parte de su flota vehicular funcione con combustibles libres de fósiles, de los cuales el biogás licuado es una opción. Con ese objetivo ha iniciado un proyecto con Volvo y el operador de la red de gas Gasum, para probar camiones a bio-GNL que entregarán mercancías en Oslo, Noruega.

Los vehículos a gas natural de Volvo Lastvagnar pueden funcionar con 100% de biogás, lo que brinda un transporte completamente libre de fósiles. La expectativa es que los 70 a 100 vehículos que salen del centro de distribución de Jönköping cada 24 horas a más de 250 destinos demuestren a los socios que participan en las pruebas que los vehículos que funcionan con gas natural reducen los costos de combustible y las emisiones sin ningún efecto negativo en el rendimiento.

Un factor que enriquece el proyecto es la inversión de Gasum en una red nórdica de estaciones de GNV, con el que llegará a 50 estaciones del combustible, una de los cuales estará ubicada en Torsvik, cerca del centro de distribución nórdico de Elgiganten.

“Estamos felices de que empresas como Elgiganten estén tomando la iniciativa en el transporte sostenible. Con el GNL, existe un gran potencial para reducir las emisiones dentro del sector del transporte”, dijo Mikael Antonsson, gerente de Transporte de Gasum, reportó NGV journal.

Elgiganten probarán e impulsarán el transporte con bio-GNL desde el centro de distribución en Jönköping a diferentes tiendas y centros de entrega a domicilio en los países nórdicos. La ruta prevista será inicialmente de ida y vuelta a Oslo, Noruega.

“Las pruebas de biogás para el transporte son importantes para que nosotros podamos dar el siguiente paso para reducir las emisiones del transporte de larga distancia y contribuir a alcanzar los objetivos de la UE para 2030”, señaló Niclas Eriksson, MD de Elgiganten.